Cómo hacer más fuerte mi Sistema Inmunitario

Durante el año tenemos que ser conscientes de la importancia que tiene para nuestro organismo el llevar una alimentación equilibrada y unos buenos hábitos de vida, como por ejemplo puede ser el practicar algún deporte, como el caminar, hacer yoga, bicicleta,  incluso hacer actividades para sentirnos bien con nosotros mismos para así aliviar un poco el estrés del día a día.

El llevar a cabo estas pautas saludables, es para que en el momento que se nos presenten algunos “virus o bacterias” sobre todo en esta época del año en la que bajan las dietas milagrotemperaturas y nuestro sistema inmunológico tiene que adaptarse a estos cambios, poder estar preparado para poder luchar contra ellos. Lo complicado es crearse una  rutina diaria, pero como todo en la vida lo complicado es comenzar. Si en lugar de plantearnos unos objetivos como si fueran obligaciones, pensamos que es lo mejor para nosotros, para nuestra salud en todos los niveles, bio-psico-social y además mejorando nuestras relaciones con los demás, llegará un momento en que lo realicemos sin darnos cuenta y sin pereza.

El llevar a cabo a cabo una alimentación equilibrada no es tan complicado y lo más importante es que está al alcance de todos nosotros, ya que consiste en conocer para poder tener en nuestra cocina aquellos alimentos que nos proporcionen todas las vitaminas, minerales y antioxidantes que fortalezcan nuestro sistema inmunitario.

Señales de Alarma.

En el momento que nuestro cuerpo experimenta situaciones de estrés, de ansiedad, el adaptarse a los cambios de estaciones, el tener una baja autoestima, miedo o pánico ante situaciones que se nos presenta en el día a día, empieza a aparecer una serie de signos y síntomas los cuales nos tienen que alertar de que algo no funciona correctamente dentro de nosotros mismos. En estos momentos os aconsejo que os paréis a pensar y analizar vuestro día a día y anotéis mentalmente que es lo que no estamos haciendo bien.

Estas señales de alarma pueden ser:

  • Herpes labial, que es la pupa que nos sale en los labios
  • Cansancio mayor de lo habitual.
  • Heridas que tardan en cicatrizar.
  • Contracturas musculares.
  • Fragilidad en las uñas y el pelo.
  • Se pueden incluso desarrollar alergias: tos, mucosidad, picor de nariz.

Lo ideal, sería evitar en la medida de lo posible toda aquella situación, hábitos qué debiliten nuestro organismo, pero podemos compensar llevando a cabo una alimentación adecuada que nos ayude a superar épocas duras, reforzando así nuestras defensas para que puedan luchar contra estos agentes patógenos tan temidos llamados virus o bacterias.defensas 1

Consejos para Aumentar nuestras defensas.

Para que una alimentación nos ayude a estar fuertes debe de ser variada y equilibrada. Nuestras defensas se pueden debilitar tanto por un exceso de energía (sería en el caso de la obesidad, en el que las personas con sobrepeso tienen más posibilidades de desarrollar enfermedades infecciosas) como por un déficit energético ( por ejemplo las personas que siguen dietas de menos de 1200 calorías al día, también son más propensas a padecer este tipo de enfermedades).

Desde Nutrimentalia os recomendamos:

  1. Aumentar el consumo de grasas cardiosaludables. Las dietas con gran cantidad de grasas saturadas (también llamadas grasas trans o hidrogenadas), reducen la capacidad defensiva de nuestro organismo. Tenemos que intentar incluir alimentos ricos en omega 3, omega 6 y omega 9, que lo podemos encontrar en pescados como el salmón, atún, sardinas, arenques… frutos secos en general, semillas de linaza, cereales integrales.
  2. Consumir diariamente lácteos fermentados, como son los yogures ya que ayudan a regenerar nuestras propias defensas.
  3. Incluir alimentos ricos en Vitamina C. Esta vitamina aumenta nuestro sistema inmunitario y además participa en la formación de colágeno, componente esencial de nuestras membranas celulares, contribuyendo al mantenimiento de las barreras naturales contra las infecciones. La podemos encontrar en frutas como el kiwi, mango, piña, caqui, naranjas, pomelo, mandarinas, fresas, en verduras como los pimientos, tomate, col, coliflor, brócoli, etc.
  4. Es también recomendable incluir alimentos ricos en Vitamina E, como pueden ser los aceites en general, de soja, girasol, oliva, cereales enteros o integrales, frutos secos y vegetales de hojas verdes.
  5. Alimentos ricos en Vitamina A. Nos ayuda a mejorar y aumentar la defensa inmunitaria de la piel y de las mucosas en general. La encontramos en el hígado, lácteos en general, huevo. En vegetales como la calabaza y la zanahoria, contienen beta carotenos, sustancias precursoras de esta vitamina.
  6. Las legumbres, frutas, pescados, mariscos, huevos, levadura de cerveza, y los cereales integrales también son fuente importante de vitamina del complejo B, tales como el ácido fólico, B1, B2, B4 y B12.
  7. El consumir alimentos ricos en hierro tales como hígado, carnes, pescados, huevo, vegetales como las espinacas, acelgas y legumbres como las lentejas. Su déficit puede producir anemia, lo que disminuye la respuesta inmunológica. Para que nuestro cuerpo asimile mejor este mineral, se recomienda consumir un vaso de zumo naranja natural inmediatamente después de haber comido.
  8. Otro de los minerales a tener en cuenta es el Cinc, el cual lo podemos encontrar en las legumbres, pescados, mariscos, huevo, frutas y verduras en general.
  9. Es aconsejable tomar alimentos ricos en Flavonoides, son sustancias propias de las plantas con acción antioxidante. Están presentes en la familia de la col, verduras de hoja verde, frutas rojas, moradas como los arándanos y los cítricos.

Como habréis podido comprobar, no es complicado tener bien alimentado a nuestro sistema inmunitario ya que las recomendaciones que os comento sobre que alimentos consumir lo encontramos fácilmente en el supermercado y sin subir mucho el precio de nuestra cesta de la compra.

 

 

No comments yet.

Tu opinión me importa ¡Participa!

A %d blogueros les gusta esto: