Jengibre y sus propiedades medicinales

No sé si lo conocéis o si suele estar en el rinconcito de especias de vuestra cocina. Si os digo la verdad…yo conocía qué existía pero nunca lo había utilizado en la elaboración de mis recetas. Mi interés por el jengibre y sobre todo por conocer todo lo qué nos aporta en nuestro organismo empezó desde qué comparto mi vida con Ferran. A los dos nos encanta  la comida indú, la comida asiática… y muchas veces elaboramos platos de estos países en casa, ya qué si a mi me fascina la cocina a él más todavía y tengo qué decir qué además de ser una gran y bellísima  persona, es un gran cocinero.PROPIEDADES JENGIBRE

En la elaboración de estos platos se utilizan muchas especies como pueden ser cardamomo, pimienta negra, anís estrellado,cúrcuma, jengibre. En la actualidad, los mayores productores de jengibre seco son la India y China, pero el jengibre jamaicano está considerado uno de los mejores. Es en Asia, y cada vez más en el resto del mundo, donde se tiende a consumir fresco.

Un poco de historia

El jengibre es el rizoma picante y aromático de una planta herbácea tropical, Zingiber officinale, pariente lejano del plátano. da nombre a una familia de unos 45 géneros que se encuentran por todos los trópicos, y que incluye la galanga,  los granos del paraíso, el cardamomo y la cúrcuma. El nombre viene, a través del latín, del sánscrito singabera, que significa “cuernos o astas”, y que alude a la forma ramificada de los rizomas.

Desde la antigüedad se le han atribuido cualidades medicinales al jengibre, especialmente en Asia, no obstante su mayor uso se da en la gastronomía como especia. En la Edad Media se pensaba que esta planta provenía directamente del jardín del Edén, y sus cualidades medicinales fueron descubiertas en la India, en donde es frecuentemente utilizada para combatir problemas digestivos.

El jengibre se domesticó en tiempos prehistóricos en alguna parte del sur de Asia, había llegado al Mediterráneo en forma seca en tiempos de la Grecia clásica y era una de las especias más importantes en la Europa medieval. El bizcocho llamado “pan de jengibre” surgió en esta época; la cerveza de jengibre y el ginger ale son del siglo XIX, cuando en las tabernas inglesas se espolvoreaba jengibre en polvo sobre las bebidas.

Aromas del Jengibre

En general, el jengibre tiene algunas de las cualidades del zumo de limón, porque aporta un aroma vivo y refrescante -con sus notas frescas, florales, cítricas, de madera y de eucalipto- y es suavemente picante como la pimienta, pudiendo complementar otros sabores sin dominarlo.

Los jengibres de diferentes partes del mundo tienen diferentes cualidades. El qué proviene de China tiende a ser principalmente picante; el del sur de la India y el australiano tienen una considerable cantidad de citral y un aroma más de limón; el jengibre jamaicano es delicado y dulce, y el africano, penetrante.

Normalmente, el jengibre seco es más fuerte que el fresco. Al cocinar se reduce el carácter picante y se queda con un aroma a especies dulces.

Propiedades Medicinales del Jengibre.

Bueno pues como os decía al principio, el jengibre aporta a nuestro organismo una serie de beneficios, y una de las formas de poder introducirlo en nuestra alimentación es a través de nuestros platos o bien en infusiones. Podemos destacar las siguientes:

  1. Favorece la digestión: desde muy antiguo se ha utilizado para tratar las afecciones intestinales, especialmente para los problemas digestivos, favoreciendo así el que tengamos buenas digestiones. Igualmente su poder antibacteriano resulta eficaz para prevenir problemas intestinales que se producen por alteraciones de la flora intestinal.
  2. Es un remedio ideal para las náuseas y vómitos provocados principalmente por el embarazo y por los viajes.
  3. Neutraliza el exceso de ácido gástrico, por lo que evita la aparición de úlceras en nuestro estómago.
  4. Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares ya que reduce los niveles de colesterol y a la vez, tiene un suave efecto anticoagulante.
  5. Además es un buen antiinflamatorio natural, siendo eficaz en dolores artríticos o reumáticos. Suele mejorar la movilidad de la zona y disminuye el dolor de las articulaciones.
  6. En las enfermedades respiratorias y alergias producidas por polvo, ácaros, asma si nos tomamos una infusión de jengibre tres veces al día podemos mejorar los síntomas como pueden ser estornudos, picor de garganta, mucosidad… Yo os recomiendo tomar una infusión de jengibre con miel y  zumo de limón, la cuál es fácil de preparar y no nos lleva mucho tiempo.
Cómo preparar la infusión.

Lo importante de una infusión es qué no se hierva el agua junto con las hojitas, flores o sobrecitos. Si dejamos qué suceda, pierde sabor y propiedades. Lo mejor es hervir el agua, apagar y después agregar el ingrediente con el que se vaya a hacer la infusión. Sin embargo, algunas raíces y cortezas, como el jengibre y la canela, sí se deben dejar hervir para que se impregne el agua y libere más sabor.

Para prepararla, se pone en una olla agua a hervir. Mientras se calienta el agua, cogemos una raíz de jengibre lo más fresca posible y cortamos unas rodajitas finas. Bastará con una o dos rodajas de jengibre del espesor del canto de una moneda. Las añadimos al agua y lo dejamos hervir unos 10 minutos. Posteriormente retiramos el jengibre, y el líquido lo ponemos en una taza a la que añadiremos el zumo de un limón y una cucharada de miel… si puede ser ecológica mejor qué mejor y listo para tomar.

Desde Nutrimentalia, os animamos a probarla… sobre todo en esta época del año qué estamos empezando.Me gustaría comentaros  que si no estáis acostumbrados al sabor del jengibre, tened cuidado con la cantidad que ponéis a hervir, ya que al ser agrio, picante y con un olor muy aromático pero fuerte, os puede costar trabajo tomarla.

 

 

Tagged as: , ,
No comments yet.

Tu opinión me importa ¡Participa!

A %d blogueros les gusta esto: