La verdad sobre los productos lights

Mucha gente piensa que por incluir en su dieta diferentes productos lights están consumiendo alimentos sanos, bajos en calorías por lo que no se engordarán y que pueden comerlos sin control.productos lights

Pero he de deciros que están muy equivocados y que no se han parado a leer la etiqueta de dichos productos. La norma establece que para que pueda existir un producto light en el mercado debe existir otro igual que no lo sea. Los productos lights deben tener una reducción de al menos el 30% del valor energético del producto original. Además, es obligatorio leer en su etiqueta:

  • El % de reducción de calorías.
  • El valor energético
  • Y la existencia del alimento no light de refencia.
¿Qué debemos tener en cuenta al leer la etiqueta de un producto?

Aquí os muestro una imagen para que tengáis más claro que datos son los que más tenemos que tener en cuenta a la hora de elegir un producto.productos lights

Os aclaro una serie de conceptos para que os sea más fácil comprenderla:

  • La porción (1), significa la cantidad de producto a considerar.Las cantidades de cada nutriente vienen expresadas por cada 100 gramos o 100 mililitros y por porción.
  • La energía (2): (kcal)son una unidad de energía. Las calorías en los alimentos provienen de los carbohidratos, proteínas y grasas.
  • En referencia al % del valor diario (3), normalmente son proporciones que se hacen teniendo en cuenta una dieta de unas 2000 kcal. Pueden ser altos o bajos en función de nuestro requerimiento diario, lo cual depende de cada persona ya que influye nuestra edad, sexo, talla y la actividad diaria que realicemos.
  • El colesterol, se encuentra sólo en productos animales.
  • Las grasas totales(4): la grasa es esencial en nuestro cuerpo. Hay 4 clases, la grasa monoinsaturada y la poliinsaturada son saludables para el corazón. En cambio las grasas trans y las saturadas debemos evitarla.
  • En cuanto a la cantidad de carbohidratos (5): es preferible que el producto tenga una cantidad alta de fibra, ya que se recomiendo un consumo de fibra al día de unos 25-30 gramos, mientras que la cantidad de azúcares mientras más bajos sean mejor para nuestra salud.
  • Sodio: nos indica la cantidad de sal que contiene el producto. Se consideraría bajo en sodio si tiene MENOS de 140 mg/porción. MAXIMO 2300 mg de sodio en un día, es decir, una cucharada de sal.
  • Y cuando leemos los ingredientes que contiene el producto, tenemos que saber que el orden en que aparecen escritos está directamente relacionado con el porcentaje de presencia en el producto. Así, el primer ingrediente de la lista será el que está en mayor porcentaje, el siguiente será el de segundo mayor porcentaje y así sucesivamente.
¿Qué son realmente los productos lights?

Los productos lights son en realidad alimentos modificados por un proceso industrial a través del cual se han reducido las calorías que nos aportan, bien porque han sido desgrasados o porque se les ha reducido o quitado una cantidad de azúcares. Es decir, que han sufrido una reducción o sustitución de algunos de los componentes de los productos tradicionales para conseguir que tengan un menor aporte calórico.productos lights

Al ser tratados industrialmente, la mayoría de las veces cuentan con muchos aditivos, de ahí la importancia de leer las etiquetas de los alimentos que compramos, ya que dada su falta de naturalidad los hace estar lejos de lo que se considera un alimento saludable. Por ejemplo, en el caso de los alimentos desgrasados pueden llegar a perder nutrientes, razón por la cuál a muchos de ellos se les añaden vitaminas y minerales.

No se recomienda el consumo de productos lights en la infancia ni en la adolescencia ya que son etapas de crecimiento y formación de tejidos y se requieren de todos los nutrientes que nos pueden aportar los alimentos. Tampoco en el caso de los ancianos, ya que en esta etapa de la vida mientras más naturales mejor.

Por lo que olvídate de la idea de que los productos lights ayudan a bajar de peso. No contienen ninguna sustancia comprobada que disminuya tu masa corporal, solo que contienen menos calorías que los otros. Incluso, es posible que a pesar de su consumo, si no llevas una dieta balanceada, de igual forma puedas desarrollar obesidad.

¿Y cómo preservan el sabor los productos lights?

Muchos de estos productos lights nos lo venden como que conservan todo su sabor…¿Y cómo lo hacen?

  • Existen sustitutos de las grasas elaborados a partir de carbohidratos, los cuales simulan la textura de ésta sin sustituirla totalmente. Entre ellos están los elaborados a partir de almidones, almidones modificados y maltodextrinas (obtenidos de los cereales principalmente).
  • Los sustitutos de las grasas elaborados a base de proteínas son los más utilizados comercialmente, como por ejemplo, el huevo, la de la leche y la leche de soja, los cuales ofrecen una textura cremosa y suave propia de la grasa.
  • En el caso del azúcar, los sustitutos son los edulcorantes, que dan el sabor dulce pero no aportan casi energía. Una lata de refresco de cola productos lightslight tiene apenas una caloría, aunque el sodio aumenta muy ligeramente con respecto a la versión normal, que no tiene nada. Muchos de estos edulcorantes son el aspartamo o el ciclamato, muy cuestionados hoy en día por sus posibles efectos secundarios adversos sobre la salud. Además muchas veces los acompañamos con comidas poco saludables como pueden ser pizzas, hamburguesas y decimos bueno por lo menos estoy ingiriendo menos calorías…jajajaj igual que el tomarse un café con sacarina después de una buena comida y como no un buen postre.
¿Cómo podemos comer “light” de forma equilibrada y sana?

Ya os lo he comentado antes, muchos de nosotros pensamos que por comer productos lights no vamos a engordar y nos van a ayudar a bajar de peso y es por eso que podemos llegar a consumirlos sin control por lo que estamos aumentando la cantidad de calorías sin darnos cuenta y lo peor que pensamos que esos alimentos que nos llevamos a la boca son sanos para nuestro organismo.

No podemos basar nuestra alimentación en estos productos lights ya que al ser manipulados industrialmente y al añadirles los aditivos que contienen no son nada saludables. Lo podemos utilizar de forma esporádica pero no basar nuestro alimentación en estos tipos de productos.

Además se puede comer “light” y de forma saludable sin necesidad de recurrir a ellos, tan sólo es mentalizarse para adquirir y mantener unos buenos hábitos alimenticios. Os dejo una serie de ideas para que veáis lo fácil que es…además es mucho más económico:

  1. En lugar de tomar refrescos light, lo podéis sustituir por agua, infusiones y tés.
  2. A la hora de consumir carne, comprar las más magras como pueden ser el pollo, pavo o el conejo.
  3. A la hora de comprar pescados, podemos elegir entre los más magros como son la merluza, el bacalao, chipirones, etc,  consumir 2 o 3 veces a la semana pescado azul, salmón, atún, besugo.productos lights
  4. Podéis consumir lácteos desnatados pero sin edulcorar.
  5. A la hora de aliñar vuestras ensaladas, podéis utilizar hierbas aromáticas, zumo de limón, aceite de oliva virgen extra, en lugar de salsas.
  6. Evita los embutidos, y si te apetecen pues compra los que tienen menos grasas como puede ser la pechuga de pavo.
  7. Y como ya os he dicho en anteriores ocasiones, a la hora de cocinar es más recomendable hacerlo a la plancha, hervir, cocinar en el horno o al vapor.
  8. Cuando toméis café o infusiones, lo podéis endulzar con azúcar morena integral, miel, stevia, por ejemplo.

Si os dais cuenta, de esta forma podemos comer de forma sana y equilibrada, dejando para ocasiones especiales los fritos, platos con salsas, por ejemplo y lo mejor que podéis ahorrar dinero ya que al comprar estos productos lights os estáis gastando más dinero al pensar que bueno como son saludables y llevan menos calorías pues porque no comprarlos…

Pues ya sabéis, que no os engañen con los productos lights y siempre siempre leer las etiquetas no sólo de estos productos si no de todo lo que compramos para alimentarnos ya que nuestra salud depende en parte de ello…“Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento” (Hipócrates).

Espero que haya sido de vuestro interés esta nueva entrada…y si os ha gustado pues lo podéis compartir en todas vuestras redes sociales y si me queréis hacer algún comentario o sugerencia lo podéis hacer directamente aquí o de forma personal a través de mi correo electrónico silviarolopez@gmail.com.

Además podéis seguirme en Facebook, Twitter, Google + y en Nutrimentalia.

Gracias a tod@s y Feliz día!!!

 

 

 

 

 

 

Trackbacks/Pingbacks

  1. El azúcar peligroso dulce placerNutriMentalia - 7 mayo, 2014

    […] 7 mayo, 2014, silvia rodriguez in Comer Sano, Investigación Leave a comment La verdad sobre los productos lights […]

Tu opinión me importa ¡Participa!

A %d blogueros les gusta esto: