Propiedades de las Coles de Bruselas

En esta época del año y durante los meses de octubre, noviembre  y diciembre es fácil encontrar en los supermercados este tipo de verduras, la cual ya sea como primer plato o como acompañamiento a un segundo, nos aportan muchísimos beneficios para nuestra salud y poder llevar de esta forma una alimentación equilibrada.images

Las coles de bruselas pertenecen a la gran familia de las crucíferas, un grupo de formidables guerreros químicos con sabores fuertes. A partir de dos formas herbáceas, una del Mediterráneo y otra de Asia central, se han logrado desarrollar más de una docena de variedades cultivadas muy diferentes de las que se aprovechan las hojas, los tallos, las flores o las semillas. Además, existe una docena o más de parientes, entre los que destacan los rábano y las mostazas, y cruces entre especias.

La Química del sabor en la familia de la col.-

Como las cebollas, las coles y sus parientes almacenan dos tipos de sustancias defensivas en sus tejidos: precursores del sabor y enzimas que actúan sobre los precursores para liberar los sabores reactivos. Cuando las células de las plantas se dañan, las dos reservas se juntan y las enzimas inician una cadena de reacciones que generan compuestos amargos, picantes y de olor fuerte.

Como Curiosidad, este sistema especial de la familia de la col es lo bastante efectivo como para haber inspirado una notoria versión artificial, el gas mostaza de la Primera Guerra Mundial.

Los precursores defensivos almacenados en la familia de la col se llaman glucosinolatos. Se diferencian de los precursores de la cebolla en que no solo contienen azufre, sino también nitrógeno, y por eso tanto ellos como los productos inmediatos con sabor, en especial los isotiocianatos, poseen cualidades distintivas. Algunos de los precursores y productos con sabor son muy amargos, y unos pocos tienen efectos importantes en nuestro metabolismo. En particular, los isotiocianatos que interfieren en el buen funcionamiento de la glándula tiroides  y pueden hacer que se hinche si la dieta es baja en yodo. Pero otros ayudan a proteger contra el cáncer, afinando nuestro sistema encargado de eliminar sustancias extrañas. Este es el caso de ciertas sustancias del brécol y los brotes de brécol.

Características.-

Las coles de bruselas proceden de una variante que desarrolla numerosas cabezas pequeñas a lo largo de un tallo central muy alargado. Puede que se empezaran a producir en el norte de Europa en el siglo XV, pero solo tenemos evidencias claras de su existencia a partir del XVIII. Para muchas personas sensibles a los sabores amargos, esta verdura son, simplemente amargas para comérselas.bwy1209473329d

Su tamaño suele estar entre 2 y 5 centímetros de diámetro y su color es verde, aunque también puede ser rojo o morado.

Cómo elegirlas y conservarlas.-

Se han de seleccionar los repollitos de color verde intenso y brillante, compactos, redondos y con las cabezas lisas, bien apretadas y pesadas para su tamaño. La zona del tallo debe estar limpia y ha de ser de color blanco.

Por lo general, las coles de Bruselas se venden empaquetadas y desprovistas de tallo. Su alto precio se compensa por el ahorro de tiempo de preparación y los escasos desperdicios que originan.

En casa, los repollitos se conservan en el frigorífico una semana, mejor sin lavar y dentro de una bolsa de plástico perforada. También se pueden congelar enteros, escaldados con anterioridad durante tres o cinco minutos  y se pueden conservar así durante un año.

Propiedades Nutritivas y Beneficios para nuestra Salud.-
  1. Dentro de la familia de la col, esta verdura es una de las más ricas en vitamina C. Esta vitamina es reconocida por su acción antioxidante, colabora en la formación de colágeno, huesos, dientes y glóbulos rojos, además de favorecer la resistencia a las infecciones y la absorción de ciertos nutrientes de los alimentos (hierro, ácido cólico y ciertos aminoácidos).
  2. Son una fuente interesante de folatos. Intervienen en la formación de glóbulos rojos y blancos, en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos del sistema inmunológico.
  3. En menor proporción, aporta betacaroteno y vitaminas del grupo B (B1,B2, B3 y B6).
  4. Entre los minerales destaca la presencia de potasio (participa en la transmisión y generación del impulso nervioso, en el funcionamiento de la actividad muscular normal, así como en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula), fósforo y yodo, así como cantidades discretas de zinc, calcio, magnesio y sodio.
  5. El contenido de fibra insoluble es elevado, lo que favorece la sensación de saciedad y el tránsito intestinal, con lo que mejora el estreñimiento.

El Yodo, es un mineral indispensable para el buen funcionamiento de la glándula tiroides. Ésta produce las hormonas tiroideas, que intervienen en numerosas funciones metabólicas como el mantenimiento de la temperatura y del metabolismo corporal. Asimismo, el yodo es esencial en el crecimiento del feto y en el desarrollo del cerebro.

Al igual que otras verduras de su mismo género, su consumo habitual está justificado por su contenido en fitoquímicos (glucosinolatos, isotiocianatos…). Éstos contribuyen a la prevención de algunas enfermedades degenerativas y estimulan el sistema inmunólogico. Muchos de estos compuestos azufrados, son los responsables del fuerte aroma que desprende esta verdura durante su cocción.

 Cómo cocinarlas.-

A diferencia de otras verduras, las coles de Bruselas siempre se deben consumir cocinadas ya que contienen mucha celulosa por lo qué no serían de fácil digestión.

Los hervidos son sencillos de preparar, sabrosos y muy nutritivos pero es mejor cocinarlos al vapor ya qué así conserva mejor todos sus nutrientes. Puede constituir un primer plato o servir de acompañamiento de otras verduras y hortalizas (zanahorias, patatas, judías verdes, cebollas…) e incluso de legumbres frescas como los guisantes y las habas frescas (ideal para preparar una menestra).

La clave para cocinar esta verdura consiste en no cocerlas demasiado, igual qué el resto de las verduras, ya qué pierden todas sus propiedades nutricionales. La col de Bruselas cuando ha perdido su color verde brillante significa que se ha cocido demasiado.

 

No comments yet.

Tu opinión me importa ¡Participa!

A %d blogueros les gusta esto: